jueves, 28 de octubre de 2010

¿?

Mi vida ha llegado a su fin pero mi corazón late.
¿Ha olvidado morir?
La sangre sigue recorriendo mis venas.
Noto como los pulmones se llenan de aire.
Sigo caminando con mis pies sobre el asfalto.
La piel sigue erizándose al contacto con el frío.
Entonces dime (alma):
¿por qué tú y yo hemos muerto?.
(16/06/10)

2 comentarios:

josevalls dijo...

creo k el alma y el corazon van cogidas de la mano, es el pensamiento el k los distancia entre si.

crika dijo...

Quizá pero el corazón sin el pensamiento (mente/cerebro) no sería capaz de cumplir sus obligaciones...